Las comidas copiosas y ricas en calorías después de las 18:00 pueden aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiacas en la población hispana

Puntos destacados del estudio: Ingerir la mayor parte de las calorías diarias por la noche puede asociarse a un mayor riesgo de padecer prediabetes e hipertensión en la población hispana y latina de Estados Unidos. Estos factores de riesgo pueden aumentar las probabilidades de sufrir cardiopatías y accidentes cerebrovasculares. Más de la mitad de los participantes hispanos y latinos del estudio indicaron haber consumido más de un 30 % de su ingesta de alimentos después de las 18:00.